LOCALES

Situación complicada de los transportistas que hacen arrime de algodón

16 Nov , 2015  

El vocero de la Cooperativa de Transporte del Sudoeste Chaqueño, Adalberto Videla, señaló que la situación de los camioneros chicos que se dedican principalmente al arrime de algodón es malísima, por lo que están gestionando un subsidio que les permita solventar un poco los gastos.

Videla, en dialogo con NORTE y FMPanorama, expresó: “Verdaderamente acá hay dos clases de transportistas, el de carga general de larga y media distancia que está regular, pero el que está mal es el de corta distancia que se dedica al acarreo de algodón, porque venimos de una campaña demasiada mala donde no se pudo cobrar los precios que corresponden y hubo poco algodón.
Además esta temporada para el transportista chico tiende a ser también malísima, ya que los mismos no hacen arrime de cereal, prácticamente algodón nomás y después se rebuscan con otras cosas, pero en sí la situación del camionero chico es malísima, estamos detrás de un subsidio para ver si podemos conseguir algo para solventar un poco los gastos.
En lo que respecta a los precios de los fletes, están bajos para los transportistas, además en la Provincia del Chaco tenemos una ley, que el Transporte de Carga es de Interés Público, lo que significa que tenemos una ley que nos ampara para buscar las tarifas, pero el problema es que muchas veces las cerealeras no nos pagan lo que es, porque en la Carta de Porte te ponen el precio y no es verdaderamente lo que se paga, es ficticio.
Ahora estamos esperando, para fines de Enero ya vamos a estar peleando nuevamente las nuevas tarifas de acarreo de algodón y cereales, que es lo más importante para nosotros y que tenemos que defender.
Lo que pasa es que el costo de mantenimiento se fue muy alto, tenemos problemas porque el combustible es muy caro y no podemos enderezarnos, por eso decía que principalmente la situación del pequeño transportista que hace arrimes de algodón es muy complicada al venir un año tan malo donde prácticamente no trabajamos y no cobramos los precios que correspondían”.
En lo que hace a algunas exigencias de coberturas para el transporte de cargas, Videla dijo: “Cuando se hizo una reunión sobre este tema acá en Villa Angela, el SENASA nos exigía para ir a cargar al campo que teníamos que tener una sola lona y sogas, con DTAL y precintado, pero después que les explicamos la situación nuestra que no podíamos hacer eso, ya que veníamos colocando una “polleras” sobre barandas de los acoplados y camiones con lo que cubríamos todo para no desparramar algodón en el camino, llegamos a un acuerdo de colocar lonas más las polleras para que no se vea el algodón y de esta manera pudimos trabajar este año.
Lo que podemos destacar sí, es que uno de los grandes beneficios que tuvimos es que logramos que se haga la Revisación Técnica en Villa Angela, lo que nos facilita este trámite y ya no tenemos que ir afuera a hacer esto, ahorrándonos bastante dinero, pero de cualquier manera está muy crítica la situación del transportista”.

QUE SE ESPERA PARA LAS PROXIMAS CAMPAÑAS:
“La campaña de girasol apunta a ser muy buena si el tiempo sigue acompañando, lo que seguramente nos va a permitir hacer un poco de fletes de arrime, y hay mucha cantidad sembrada.
El trigo para nosotros pasó “sin ton ni son”, no vimos nada porque se cargaba del campo para pasar a la planta y de allí directamente a los molinos.
Y en cuanto a la campaña algodonera que viene yo no creo que pueda ser tan buena, porque nosotros miramos la cantidad de semilla que se deslinta para tener idea de la cantidad de hectáreas que se va a sembrar y no nos ilusionamos mucho”.

QUE SE AVISORA EN EL FUTURO:
“Si miramos hacia el futuro, principalmente para los transportistas chicos es bastante incierto, los grandes mal que mal están trabajando. De igual manera el problema nuestro en la Provincia del Chaco es que estamos muy lejos de los centros de acopio, un viaje a Rosario son 700 u 800 kilómetros y no dan los números ni para el productor ni para el transportista, o sea que estamos subsistiendo, tratando de ir “pateando la pelota hacia delante”, para ver qué pasa más adelante con las nuevas autoridades, de qué manera podemos ir acomodando las cosas.
Es impresionante la cantidad de gente que está mal económicamente en la colonia y al estar mal ellos también nosotros estamos mal porque somos dependientes de la producción agrícola”.