MUNDO

Rusia reconoció que la causa de la tragedia aérea en Egipto se debió a una bomba

17 Nov , 2015  

Confirmada la información, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció que su país intensificará sus bombardeos en Siria contra el Estado Islámico (EI).

“El trabajo de nuestra aviación de guerra en Siria no sólo debe continuar. Debe intensificarse de tal modo que los criminales entiendan que la venganza es ineludible”, dijo Putin, en una reunión dedicada a informar sobre los resultados de la investigación del siniestro, informó la agencia de noticias EFE.
Poco antes, el jefe de los servicios de seguridad reconoció que el avión ruso que se estrelló en Egipto con 224 personas a bordo explotó debido a una bomba colocada por extremistas.
“En el vuelo explotó un artefacto casero de una potencia equivalente a 1,5 kilogramos de TNT. Como resultado, el avión se desintegró en el aire, lo que explica por qué las piezas del fuselaje están diseminadas ampliamente”, informó el jefe del Servicio Federal de Información (FSB, antiguo KGB), Alexander Bortnikov.
“Puedo decir que fue un atentado terrorista”, señaló Bortnikov, en una reunión del Consejo de Seguridad nacional con Putin, de la que la televisión estatal mostró extractos.
El jefe del Kremlin aseguró que Rusia encontrará y castigará a los culpables del atentado, ocurrido el pasado 31 de octubre sobre el Sinaí egipcio.
“Los buscaremos estén donde estén y los encontraremos en cualquier rincón del mundo”, prometió Putin.
“El asesinato de nuestra gente en el Sinaí es uno de los crímenes más sangrientos por número de víctimas. Y no vamos a quitarnos las lágrimas de nuestras almas y corazones. Esto quedará para siempre con nosotros. Pero eso no impedirá encontrar y castigar a los culpables”, advirtió.
El presidente ruso advirtió también a los posibles cómplices de los autores de que el peso de la ley también caerá sobre ellos.
“Todos aquellos que intenten ayudar a los criminales deben saber que las consecuencias de intentarlo caerán totalmente sobre ellos. Pido a nuestros servicios especiales concentrarse en este trabajo”, señaló, en la reunión dedicada a informar sobre los resultados de la investigación.
En un comunicado aparte, el FSB anunció que ofrece 50 millones de dólares de recompensa a quien pueda ofrecer información sobre los autores del atentado.
El avión de la compañía Kogalymavia se estrelló 23 minutos después de despegar de la localidad turística de Sharm el Sheij con destino a San Petersburgo, lo que causó la muerte de todos sus ocupantes.
Desde el principio, los servicios de seguridad del Reino Unido y Estados Unidos sospecharon que se trató de un atentado, pero Rusia no lo reconoció hasta hoy, aunque suspendió todos los vuelos a Egipto pocos días después de la catástrofe.
Por su parte, el Consejo de Ministros egipcio se reunió hoy en Sharm el Sheij para enviar un mensaje de “tranquilidad”.
Según un comunicado del Consejo, citado por la agencia oficial MENA, la reunión fue para “tranquilizar al mundo sobre la seguridad que rodea las ciudades turísticas en Egipto, lejos de las intimidaciones difundidas por los medios occidentales”.
El gabinete del primer ministro, Sherif Ismael, tiene previsto discutir en su reunión las posibilidades de activar el turismo, a través de fomentar la demanda interna y externa.
El Gobierno egipcio cifró en 254 millones de euros las pérdidas económicas que Egipto sufrirá por la caída del turismo como consecuencia de la tragedia del avión ruso en un periodo mínimo de quince días y máximo de tres meses.
Tras el siniestro, el Reino Unido y Rusia ordenaron la evacuación de sus nacionales que pasaban sus vacaciones en esta localidad, que ofrece un turismo de sol y playa.
Además, está previsto que tras la reunión se ofrezcan nuevos datos sobre las investigaciones de la tragedia del avión ruso.

FUENTE: Telam